Hilos tensores

Tensado cutáneo mediante la inserción de hilos.

Se trata de una técnica no intrusiva muy segura e indolora, cuyo principal fin es el tensado cutáneo mediante la inserción de hilos en la dermis a través de una aguja guía.
 
Los Hilos de Polidioxanona (PDO) mejoran la calidad y elasticidad de la piel, definen contornos y tienen un moderado y natural efecto lifting sin cirugía, con una mejoría real al mes del tratamiento y consolidada a los 3 meses.

Se pueden implantar en cara, cuello, brazos, muslos y abdomen
Conforme envejecemos, la piel y los músculos de la región de la cara empiezan a perder tono. La implantación de los hilos de PDO pueden mejorar los síntomas del envejecimiento mediante el relleno de la arruga con el colágeno propio generado.
 

Con los hilos tensores se puede conseguir:

  • Elevación de cejas y mejillas
  • Reafirmar el cuello
  • Minimizar arrugas de expresión
  • Reafirmar el perfil facial
  • Mejorar el doble mentón
  • Disimular las arrugas del contorno de ojos
Aconsejamos antes de la implantación de los hilos realizar una mesoterapia facial con vitaminas, aminoácidos, coenzimas, minerales, proteínas antioxidantes…
Es estrictamente necesario acompañar este tratamiento con varias sesiones de radiofrecuencia para potenciar la síntesis de colágeno.